El Prometió Estar Aquí

Jan 19, 2019 | Blog

Cynthia Cruz

Cynthia Cruz

Pastora - Northplace Kids Español

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes». Deuteronomio 31:8 NVI

El otro día, mientras miraba un documental sobre una señora de un pueblo en las montañas de Medio Oriente, el título del documental era “Cómo sobrevivir en las montañas”. Tenía curiosidad por la forma en que ella fue al río para buscar comida para ese día. Lo curioso que cautivó mi atención fue que en la espalda llevaba a su hija de 3 años. Cuando llegaron al río, ella observaba atentamente para ver qué iba a poder atrapar ese día. En la distancia ve un pequeño cocodrilo, sale corriendo con solo un palo largo que al final tenía una punta afilada y agarra el cocodrilo por la cola con una mano y con la otra sostiene el palo y le pincha la cara hasta que el cocodrilo queda inmovilizado, esto ocurrió después de una intensa lucha con el cocodrilo.

Mientras su hija desde su espalda le gritaba a su madre palabras como: “cuidado”, “lo tienes”, “oh no”, “lo lograste” y muchas otras palabras que estoy segura le dieron fuerza a su madre, nunca la niña parecía asustada o preocupada porque sabía que ella estaba encima de la persona que no iba a dejarla caer, pero si haría cualquier cosa para protegerla. Me imagino que en esos momentos las palabras de su hija le dieron animo y fuerza para continuar; su carga era pesada, la misión frente a ella era peligrosa y ella sabía que cualquier error, no solo su vida correría peligro, sino también la de su hija.

Esta historia me hizo reflexionar sobre el versículo 8 del capítulo 31 en Deuteronomio, donde Dios nos dice que marchará frente a nosotros y nunca nos dejará ni nos abandonará. La vida no siempre será como la planeamos y muchas veces permitimos que pensamientos negativos nos dominen la mente y no hacemos tiempo para cultivar nuestra relación con Dios, entonces es cuando nos olvidamos quién está con nosotros y donde estaríamos si no lo tuviéramos a Él. Hoy te desafío a que seas como esa mamá y le permitas a Dios decirte que Él nunca te abandonará, Dios siempre está contigo. La vida trae luchas, pruebas, decepciones, situaciones en las que crees que no tienes salida; pero recuerda no tengas miedo.

No sé cuál es tu circunstancia hoy, pero algo si sé y es que Dios está “AQUÍ” tal como lo prometió. En Jeremías 29:11 dice, porque sé los planes que tengo para ti “, declara el Señor,” planes Para prosperarte y no hacerte daño, planes para darte esperanza y un futuro. Tu fuerza proviene de él, por lo tanto, “No temas ni te desanimes” porque el Señor, tu Dios, siempre estará contigo dondequiera que vayas. Amén.