Dios No Nos Ha Dado Un Espíritu De Temor

Jan 24, 2019 | Blog

Jason Jackson

Jason Jackson

Pastor de Alabanza

El pasado jueves por la noche, 180 personas se reunieron en Northplace. El propósito de esta reunión fue llamar a todos aquellos que son actualmente parte o están interesados ​​en ser parte del Departamento de Adoración y Artes Creativas para orar y ver cómo Dios nos usará en este 2019. Cuando las personas comenzaron a llenar el salón, miré alrededor; vi el temor de aquellos que nunca habían sido parte de este ministerio. En los últimos meses, me he preguntado ¿por qué no hay más personas que usan sus dones para servir aquí? ¿Qué los está deteniendo? La mayoría de ellos dijeron lo mismo: temor.
El temor de pensar que, debido a su edad, falta de conocimiento y otras razones, sus dones no se pueden utilizar aquí en Northplace. Fue un honor mirarlos a los ojos y hacerles saber que todos tienen un lugar. El hecho de que no puedas cantar, no significa que no puedas operar una cámara. Es posible que esa persona no pueda tocar el bajo, pero puede estar lleno de ideas creativas para la iluminación.
Es asombroso cómo cambia nuestro rostro cuando el Espíritu Santo nos recuerda quiénes somos y a quien llevamos con nosotros como seguidores de Cristo. Cuando nos damos cuenta de lo que realmente piensa el enemigo acerca de nosotros, la fe de nuestros espíritus comienza a elevarse. La realidad es que incluso si no lo creemos, el enemigo cree cada cosa que la Palabra de Dios dice acerca de nosotros. Que somos vencedores. Que hemos sido perdonados. Que no hay condenación para los que están en Cristo Jesús. Aún si no estás convencido, el enemigo sabe que ya está bajo tus pies. Aún si no estás seguro, necesitas saber que el enemigo está seguro. El enemigo puede forjar un arma contra ti, pero esa arma NUNCA jamás podrá prosperar. El enemigo sabe, que si Dios está contigo, nunca podrá estar realmente contra ti.
Él tratará de seguirte con pensamientos de temor, pero se pueden romper simplemente al creer en las promesas de Dios, las cuales ya te pertenecen como hijo de Dios.
Qué vergüenza nos daría, si nuestro enemigo creyese más verdad acerca nosotros que nosotros; o que él esté más convencido acerca de quiénes somos en Cristo que lo que nosotros estamos.
¿Estás permitiendo que el miedo se quede por mucho tiempo en tu vida? ¡No lo entretengas! No vivas hoy con miedo. Sal de tu zona de confort. Confía en el Señor en las cosas GRANDES y también en las pequeñas. Él es capaz.
¡Te veo este fin de semana!
2 Timoteo 1: 7 NTV
Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.